EQUIPO

Nuestros directores son los responsables del buen funcionamiento de nuestros programas, así como de mantener los valores y misión de nuestra organización en todo momento.

Maria Emilia Oteyza

Posición:

Camp Director

Estudios:

• Licenciatura en Educación, Universidad Metropolitana
• Especialización en Gerencia en Instituciones Educativas, Universidad Metropolitana
• Actualmente cursando Master Of Business Administration, IESA

Experiencia Llanada:

Ana Matilde Cappellin

Posición:

Program Director

Estudios:

• Licenciatura en Psicología, Universidad Metropolitana

Experiencia Llanada:

Tenía sólo 10 años cuando descubrí la clave de la felicidad: ser uno mismo. Fue mi primer año de campista en La Llanada cuando me enamoré de la sensación de ser capaz de lo que sea. Desde entonces el Campamento me ha visto crecer sin dejar a un lado mi infinita niñez. Me llena de orgullo ser parte del crecimiento de La Llanada para seguir llevándole esta experiencia a más campistas.

Carolina Caldentey de Palacios

Posición:

Camp Director

Estudios:

• Universidad Católica Andrés Bello (Caracas, Venezuela): Licenciada en Comunicación Social (Pre-Grado)
• Universidad Católica Andrés Bello (Caracas, Venezuela): Magíster en Gerencia de Proyectos (Post-Grado)

Experiencia en Camp La Llanada:

“Hace más de 20 años, mi esposo decidió junto a Juan Carlos Guinand, fundar un campamento. En ese momento no tenía ni idea del impacto que esto tendría en nuestras vidas. Pasé muchos años trabajando en consultoría mientras Juan Carlos y Keke hacían crecer La Llanada, viendo de lado lo que allí sucedía.

Por cosas del destino, hace varios años tomé las riendas de la compañía, y luego de vivir de cerca lo que un campamento es capaz de generar en todas las personas que involucra, decidí que esto es lo que quería hacer por el resto de mi vida. La Llanada ha sido una escuela de vida, no solo para mis hijos sino para toda mi familia, y el lograr llevar esta filosofía de vida más allá de las fronteras, a más personas en el mundo es un reto y un privilegio que me entusiasma enormemente enfrentar.”

“…La Llanada ha sido una escuela de vida…”